El Mundo: La Esperanza de Hope

La mitad de la electricidad en California vendrá de energías renovables para el 2030 según una ley firmada por el gobernador esta semana. Es un paso más hacia la meta propuesta por The Solutions Project, la ONG abanderada por Leonardo DiCaprio y Mark Ruffalo, y dirigida por Sarah Shanley Hope.

Que Sarah Shanley Hope se apellide “esperanza” quizás no sea una casualidad. Hope, quien dirige la Campaña 100%, enfocada en acelerar el cambio hacia una energía 100% renovable en todo el mundo, rezuma optimismo. Es posible conseguirlo para el año 2050.

El actor Mark Ruffalo, uno de los fundadores de este proyecto, ha dicho que “uno pierde la esperanza cuando no vivimos en comunidad”. Hope está de acuerdo y aún diría más. “Uno pierde esperanza cuando uno no está activo y cuando uno no vive en comunidad. La gente joven está en movimiento, no están esperando a que actúe el gobierno o a que una ONG o un famoso les diga lo que tienen que hacer. Están viendo la oportunidad para empujar soluciones en sus comunidades. ElSolutions Project está alimentado por esta energía, viendo cómo movernos de una posición de miedo total y de confusión acerca de lo que uno puede hacer y empezar a actuar”.

Creció en Buffalo, Nueva York, cuya economía estaba basada en el acero y perdió muchos empleos en los últimos 75 años. Haber visto cómo la gente salió adelante a pesar de la crisis en su industria la ha convertido en optimista. “La energía solar es ahora asequible para mucha gente, y no sólo ayuda al medioambiente, crea empleo, hace que uno se sienta guay por usar nueva tecnología, sino que también te puede ahorrar dinero. Hay esperanza”.

El cambio climático no es algo nuevo ahora que el Papa y Obama hablan de él. “Hace ocho años todos los candidatos presidenciales, republicanos y demócratas, tenían un plan de empleo verde. Se nos olvida. Pero el desarrollo económico y la creación de empleo con la intención de reducir polución y el cambio climático era parte de sus agendas”.

El que no se aprobara la ley del clima hizo que cambiara la marea, pero la tortilla se vuelve a dar la vuelta. “Ahora no sólo vemos a Obama y al Papa hablar del clima, también a Hank Paulson, y a los presidentes de Amazon e Ikea… Creo que hasta los líderes republicanos empezarán a hablar de soluciones”.

Energía ‘limpia’

El lenguaje que se utilice importa mucho. “Palabras como ‘calentamiento global’ y ‘cambio climático’ causan divisiones políticas, pero ‘energía limpia’ no. Cuando los candidatos republicanos se reunieron en Iowa hace unos nueve meses, todos hablaron de energía eólica y solar porque su gobernador acababa de pasar una nueva ley solar. El 40% de la energía en Iowa viene ahora del sol y el viento; es extraordinario. ¡Es un estado republicano! Y siguiendo la ley de mercados, está dando energía limpia a los estados vecinos”.

Para algunos, llegar a 100% renovables para el 2050 puede parecer demasiado optimista. Pero no para Hope. “Pienso que es un plan de aspiraciones, pero no creo que sea demasiado optimista. El 80% de los neoyorquinos creen que una transición al 100% es posible. Esta es la oportunidad que tenemos que aprovechar”.

La política ayuda a que cambien los sistemas, como también las fuerzas de mercado. “Las barreras aquí en California se han derribado hasta el punto que yo puedo permitirme tener paneles solares en mis casa y un coche eléctrico, con un salario de ONG. No tengo que pagar más que antes y hasta ahorro dinero con energía limpia. Si vives en un lugar donde no tienes acceso a esto por culpa de las barreras políticas, vas a empezar a pedirlo”.

El 100% significa para todos los ciudadanos. Es una prioridad. “Si quitamos las barreras para que todo el mundo tenga acceso a energía limpia, se conseguirá el apoyo político. No es sólo el gobierno, o organizaciones comunitarias y ONGs, no son sólo los negocios; somos todos moviéndonos en esa dirección”. Hay más trabajos en la energía solar en EEUU que en la industria del carbón, y la diferencia sigue aumentando. Para Hope, la alternativa está aquí. “Las comunidades no tienen que seguir invirtiendo en industrias sucias y contaminantes”.

Como España, “Arizona era líder en renovables. Los monopolios de empresas eléctricas y el estatus quo de la energía sucia ha puesto barreras al crecimiento de energía más limpia . . . El papel del gobierno es construir nuevos suelos. Es un problema cuando el gobierno está bajando el suelo, construyendo barreras que ralentizan el crecimiento, pero es la sociedad y el mercado quienes levantan el techo. Soy optimista”.

Hope cree en el optimismo americano y piensa que los movimientos sociales por el respeto a los inmigrantes, o a las personas de color, y contra el abuso policial son parte del cambio. “La gente se está dando cuenta que este no es el mundo en el que quieren vivir, que la cultura americana es mejor que esto. Sabemos cómo tratar a la gente. Sabemos como obtener energía de fuentes no contaminantes”.

Uno de los primeros grandes proyectos del Solutions Project ha sido apoyar una ley en Nueva York que hace la energía solar asequible y disponible a gente que vive en apartamentos sin espacio en sus tejados. California acaba de aprobar dos leyes importantes para la reducción de contaminantes y para facilitar energía renovable compartida, pero se quedó sin aprobar una ley que prometía la reducción del consumo de petróleo en un 50% para el 2030. Aun así, Hope sigue teniendo esperanza.

“Hace cinco años, hablar de una ley que redujera el consumo de petróleo en 50% hubiera sido impensable”. Aun así, Hope está orgullosa del trabajo de la Alianza de Justicia Medioambiental de California y de las distintas leyes de justicia medioambiental que se han aprobado para, entre otras cosas, incrementar la energía solar en viviendas asequibles y de subvención.

California y Nueva York están luchando por el liderazgo en energías renovables. “La competición por ver quién brilla más es buena”, asegura Hope, quien admite que ella va con su estado natal de Nueva York, a pesar de vivir en California, porque Nueva York no es el favorito. Además, “para que California continúe siendo líder, necesita esa presión de Nueva York”.

Por ejemplo, en Richmond, California, una ciudad que depende en gran parte de la refinería de Chevron, ninguno de los políticos apoyados económicamente por Chevron fue elegido en las últimas elecciones locales. “La gente dijo basta”, explica Hope. “El impacto de la refinería a la salud y los riesgos de seguridad, de que haya explosiones o fuegos que fuercen a que todo el mundo se quede dentro de sus casas sellando sus ventanas no eran meritorios de los beneficios económicos que Chevron traía a Richmond”.

Para el Solutions Project vamos a llegar a 100% renovables, tarde o temprano. La idea es hacerlo cuanto antes, y para ello la comunidad hispana juega un papel muy importante no sólo por el cambio demográfico que vive el país, sino también porque en todas las encuestas, de Green for All, Sierra Club, EcoAmerica, la comunidad hispana apoya mayoritariamente el cambio a renovables, más incluso que entre blancos, en porcentaje. “Existe una gran oportunidad para la comunidad latina para liderar en estos temas, además de para votar, y para influir al resto de las culturas. “Presente.org, Voto Latino y Democracia están realizando una gran labor. Además la cultura latina tiene una conexión muy profunda hacia la tierra y la comida”.

Para Hope, el cambio climático acabará siendo un tema importante en las siguientes elecciones. “Los republicanos continúan negando el cambio climático,a pesar de que muchos de sus votantes están sufriendo las consecuencias. Tienen otra perspectiva. Quieren energía limpia por la independencia que ofrece. Quieren agua y aire limpio por la salud de sus familias”. Según una encuesta de NASCAR, las carreras de coches seguidas por un público mayormente conservador, el 80% de los aficionados quieren energía solar, energía limpia. Por ello, y porque creen en dar acceso a energía limpia al 100%, The Solutions Project va a lanzar un proyecto en colaboración con NASCAR. “Soy optimista”.

Find the original article here.